Ruta de Fermoselle y los Arribes

Ruta de los Arribes del Duero

Se encuentra situado en la zona suroccidental de la comarca zamorana de Sayago, cercado por los ríos Duero y Tormes, al sur, que confluyen en el paraje de Las Dos Aguas o Ambasaguas; en la otra orilla quedan Portugal y la provincia de Salamanca. Fermoselle ha sido denominada en algunas ocasiones como "el balcón del Duero". La villa data hacia atrás en el tiempo más de dos milenios a la época romana y prerromana. Las características topográficas de esta villa denotan estar poblada desde los tiempos más remotos. Fue declarada conjunto histórico – artístico en 1974.

Destacamos:

  • El castillo de Doña Urraca. El primitivo castillo, fue fortificado por el obispo Acuña, que lo convirtió en refugio de los Comuneros, sublevados contra el poder real de Carlos I; y terminada la contienda a favor real fue destruido y apenas quedan algunos cubos y lienzos de muralla, y también se pueden observar restos de lo que debieron ser la torre del homenaje, la plaza de armas y demás dependencias. Después en los Siglos XVIII y XIX fue sede de una compañía de soldados, mutilados de guerra, en una supuesta e inútil guarda de frontera. Las piedras del fuerte original fueron reutilizadas en casas, muros y bodegas.
  • La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Es una construcción singular, con orígenes en el siglo XIII y estilo románico, que ha sido a lo largo de los tiempos objeto de numerosas transformaciones, conservando elementos y características de interés de cada momento histórico. Destacan las portadas meridional y occidental, de estilo transición románico gótico con interesante decoración escultórica, el atrio, abierto en el lado meridional del siglo XVI y la torre.
  • Iglesia de Santa Colomba. Típica de estilo románico, con su base en forma de cruz latina y arcos de medio punto, construida en el siglo XII. El campanario es una pequeña espadaña de la que cuelga una única campana. En el interior destaca la figura del Cristo del Humilladero, talla en madera románica del siglo XI.
  • Convento de San Francisco. De 1730 sobre los restos de una antigua iglesia románica del siglo XII, de la que se conservan los muros de sillería, modillones muy rudos y una ventana ajimezada; tiene un sencillo claustro. Presenta planta cruciforme con el presbiterio cuadrado y liso. En el exterior se puede contemplar un sencillo claustro, hoy Santuario de Nuestra Señora Virgen de la Bandera, patrona de la Villa. El convento, fundado en 1730 sobre las ruinas de una iglesia del XII. Además de la arquitectura, conserva la imagen más venerada de Fermoselle: El Cristo de Santa Colomba, del siglo IX, según unos, y del XIII, según otros.
  • Ermita de la Soledad (cementerio). De estilo románico del siglo XIII, luce una puerta contigua a su capilla en la que los modillones representan cabezas humanas.
  • Ermita de la Soledad es románica del siglo XIII. Una puerta contigua a la capilla, con modillones de cabezas humanas, se mantiene de su primera construcción.
  • Ermita de San Albín, probablemente del año 1553, construida con muros de mampostería. Desde esta ermita se produce el inicio de los encierros de Fermoselle, que va desde ésta hasta la plaza mayor.
  • La antigua muralla. Sólo se conserva una puerta de arco agudo con corredor cubierto, conocido como “El Arco”, que daba entrada a la Villa. Aneja a ella se encuentra una de las casas más antiguas de la villa, posiblemente medieval, con dos arcos de medio punto y corredor cubierto.

Miradores

En Fermoselle cuenta con varios miradores desde los que se pueden obtener unas amplias vistas panorámicas del Duero y de los arribes:

  • Mirador del Torrejón o de El Torojón: Al final de la calle del Guapo, al que se accede por unas pequeñas y estrechas escaleras realizadas en un saliente de la roca granítica que sustenta esta villa. Consta de una explanada desde la que se pueden ver Fermoselle, los arribes y Portugal.(A pie)
  • Mirador del Terraplén: Cercano a la plaza mayor. Su orientación oeste permite vistas de los característicos bancales y de la parte sur del casco urbano de Fermoselle.(A pie)
  • Mirador de Las Peñas: Se accede desde la calle del Corral de Concejo, ofrece una buena panorámica de Fermoselle, sus campos de cultivo y, en general del arribe.
  • Mirador de Los Barrancos: E el casco histórico de Fermoselle, su orientación norte facilita una panorámica distinta del paisaje de los arribes y de su entorno inmediato, la plaza de toros y el barrio de de Santa Colomba.
  • Mirador de Las Escaleras: Este mirador sobre el arribe, se encuentra situado a unos 3 km de la villa de Fermoselle, a través del camino de las Escaleras. Durante el recorrido del citado camino, se deja a un lado la ermita de Santa Cruz y los restos de la antigua casa de los carabineros.

Fermoselle y sus bodegas subterráneas que recorren las entrañas del pueblo, y donde forman un autentico "metro" en el interior del pueblo, donde dichas bodegas están unidas unas con otras, formando auténticos laberintos, las cuales están excavadas en la roca con arcos de medio punto. Existen otras bodegas dedicadas a la comercialización del vino que pueden ser visitadas, la gran mayoría pertenecen a la Denominación de Origen de la zona.